domingo, 4 de diciembre de 2016

La Revista de El Mundo Febrero 1997



David Bowie: "La gente de mi generación, y no hablo sólo de los 
Rolling Stones, se ha acomodado en una especie de limbo. Nadie se atreve a saltar sin 
red. Casi todos siguen haciendo la misma música que hace veinte años.
Yo preferiría jubilarme antes que caer en eso". 

"Hubo un tiempo en que los cantantes de rock nos creímos dioses y pensábamos
que íbamos a poder cambiar el mundo. Han pasado veinte años de todo aquello
y ya vemos cómo estamos. A veces me siento responsable del embrollo
en que hemos metido a nuestros hijos".

"No me arrepiento de haber tomado drogas, cocaína y alucinógenos sobre
todo. Estuve metido hasta el cuello, y puedo decir incluso que estoy contento
de haber pasado por esa experiencia. Pero también estoy contento de
haber sobrevivido; otros, lamentablemente, no pueden decir lo mismo.
Sólo puedo hablar sobre mi experiencia, repito: aprendí mucho
sobre mí mismo y sobre la vida. Dicho todo esto, no aconsejaría a
nadie que las tomara. Pero, ¿sabes una cosa? Odio ponerme en
plan paternalista. Por más que diga, la gente joven va a seguir
tomando drogas porque es una forma de experimentar.
Todo depende de lo aventurero que sea uno. Yo he estado en el agujero y se que es
muy difícil salir de él".

"Lo que es una hipocresía absoluta es meter en el mismo
paquete a la marihuana que a la heroína. No conozco a nadie
que se haya muerto de sobredosis por fumarse un porro".





Pregunta: ¿Le molesta que sigan corriendo rumores sobre su supuesta
bisexualidad?

David Bowie: Aquello era una pose, puro teatro. En todo caso, lo que
me inventé fueron personajes sin sexo. La gente puede luego sacar
las conclusiones que quieran, a mí no me importa. Soy un hombre felizmente 
casado y hasta he descubierto a mis años el valor de la fidelidad.
Pero respeto muchísimo a quien se considere homosexual o bisexual.
Cada cual es libre de expresar su sexualidad como quiera. 



Si me mantengo vivo es porque continúo cantando, pintando, escribiendo.
Piensa seguir dando guerra mientras el cuerpo aguante, y parece que
va a durar bastante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario